Nuevas recetas

Qué se está cocinando en los restaurantes de comida rápida

Qué se está cocinando en los restaurantes de comida rápida


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Llámalo efecto Chipotle.

Con los restaurantes rápidos e informales como Chipotle y Panera Bread creciendo a gran velocidad, mientras que las contrapartes de comida rápida se expanden a un ritmo más lento, el último grupo está entrando en la carrera y está tratando de cambiar de categoría. Está en juego un segmento de restaurantes en auge.

Las ventas de restaurantes de comida rápida informal aumentaron un 13 por ciento el año pasado, mientras que las ventas de comida rápida aumentaron un 4,7 por ciento, según datos de la firma de investigación de mercado Technomic. La compañía espera que el primero crezca un promedio del 10 por ciento hasta 2017, en comparación con un aumento del 3,5 por ciento para la comida rápida.

A pesar de la prisa, los expertos dicen que definitivamente hay espacio para nuevas ideas.

"En este momento, nuestro país está bastante saturado de comida rápida; podría convertir todo ese segmento en rápido informal", dijo Sam Oches, editor de la revista QSR, que cubre la industria de los restaurantes de servicio rápido.

"No hay límite para esto", agregó. "Este será un crecimiento explosivo durante posiblemente décadas".

Los restaurantes de comida rápida están tomando una de las dos rutas hacia el espacio informal rápido.

Muchos han optado por probar conceptos completamente nuevos. Eso incluye la unidad KFC de Yum Brand, que provocó la protesta de los fanáticos cuando lanzó KFC Eleven, que no presenta al Coronel Sanders o el esquema de color rojo y blanco de la compañía. El portavoz de KFC, Rick Maynard, lo describió como un restaurante de "innovación" que fue "desarrollado con un enfoque en la relevancia para los consumidores de hoy".

"Este laboratorio de innovación ofrece una excelente manera de probar nuevos elementos (productos, servicios y diseño) que pueden terminar en otros restaurantes de KFC en todo el país", agregó.

De pretzels a pizza artesanal

Sbarro, uno de los pilares de los centros comerciales de EE. UU., También se está volviendo más sofisticado con su concepto Pizza Cucinova, que contará con pizza hecha a pedido y alcohol. Está programado para abrir este otoño.

El cofundador de Wetzel's Pretzels ingresó al competitivo mercado de la pizza artesanal el año pasado con Blaze, que utiliza un formato de línea de ensamblaje similar al de Chipotle y ha atraído a un puñado de inversionistas conocidos, incluida la ex primera dama de California Maria Shriver, el productor de películas John Davis y el copropietario de los Boston Red Sox, Tom Werner.

Desde el principio, Rick Wetzel, cofundador de ambas empresas, dijo que veía el fast-casual como la mejor manera de posicionar a Blaze.

"Si nos fijamos en las cinco categorías principales de QSR (hamburguesas, comida mexicana, china, sándwiches y pizza), todas se han convertido en el espacio rápido e informal, excepto la pizza", dijo. "Este parece un natural cuyo momento ha llegado".

Eso no quiere decir que las cosas no estén ocupadas con hamburguesas elegantes. A&W Restaurants, con sede en Lexington, Ky., Lanzará su sombrero hacia el segmento de hamburguesas rápidas e informales a finales de este año.

"Hemos visto mucho éxito dentro de la porción de hamburguesas de fast casual con Five Guys simplemente explotando y Smashburger", dijo Liz Bazner, estratega de comunicaciones sociales y digitales de A&W, al Lexington Herald-Leader. "Esta es nuestra forma de decir que estas son opciones".

El segundo camino es incorporar más selecciones premium en la línea existente, como la decisión de Wendy's de lanzar artículos de pan plano o el intento de McDonald's de vender hamburguesas de carne angus (que fracasó). Entre otras posibles ventajas, ese enfoque permite a las empresas capitalizar la reputación de su marca.

Dejando una huella

"Creo que los que eligen adaptar algunas de estas [ideas] rápidas e informales en lugar de lanzar un concepto completamente nuevo, aún quieren mantener su imagen y aún quieren que la gente las vea como lo que se propusieron ser". dijo Lauren Hallow, editora asistente de Technomic.

Aunque el fast-casual ha despegado en los últimos 10 a 15 años, solo en los últimos cuatro años las empresas establecidas han comenzado a mirar el segmento, en parte porque resistió mejor la recesión, dijo Oches de QSR.

Con el tiempo, toda la industria pasará a una experiencia más premium a medida que la reciente explosión de restaurantes de comida rápida informal deje una marca duradera, predijo.

"Las líneas no son muy firmes y se está viendo mucha más mezcla de las dos", dijo Oches.

Katie Little, CNBC

Más de CNBC:


¿Qué se está cocinando en los restaurantes de comida rápida?

Con los restaurantes informales rápidos como Chipotle y Panera Bread creciendo a gran velocidad mientras que los de comida rápida se expanden a un ritmo más lento, este último grupo está entrando en la carrera y está tratando de cambiar de categoría. Está en juego un segmento de restaurantes en auge.

Las ventas de restaurantes de comida rápida informal aumentaron un 13 por ciento el año pasado, mientras que las ventas de comida rápida aumentaron un 4,7 por ciento, según datos de la firma de investigación de mercado Technomic. La compañía espera que el primero crezca un promedio del 10 por ciento hasta 2017, en comparación con un aumento del 3,5 por ciento para la comida rápida.

A pesar de la prisa, los expertos dicen que definitivamente hay espacio para nuevas ideas.

"En este momento, nuestro país está bastante saturado de comida rápida; podría convertir todo ese segmento en rápido informal", dijo Sam Oches, editor de QSR revista, que cubre la industria de los restaurantes de servicio rápido.

"No hay límite para esto", agregó. "Este será un crecimiento explosivo durante posiblemente décadas".

Los restaurantes de comida rápida están tomando una de las dos rutas hacia el espacio informal rápido.

Muchos han optado por probar conceptos completamente nuevos. Eso incluye la unidad KFC de Yum Brand, que provocó la protesta de los fanáticos cuando lanzó KFC Eleven, que no presenta al Coronel Sanders o el esquema de color rojo y blanco de la compañía. El portavoz de KFC, Rick Maynard, lo describió como un restaurante de "innovación" que fue "desarrollado con un enfoque en la relevancia para los consumidores de hoy".

"Este laboratorio de innovación ofrece una excelente manera de probar nuevos elementos (productos, servicios y diseño) que pueden terminar en otros restaurantes de KFC en todo el país", agregó.

De pretzels a pizza artesanal

Sbarro, uno de los pilares de los centros comerciales de EE. UU., También va más allá con su concepto Pizza Cucinova, que contará con pizza hecha a pedido y alcohol. Está programado para abrir este otoño.

El cofundador de Wetzel's Pretzels ingresó al competitivo mercado de la pizza artesanal el año pasado con Blaze, que utiliza un formato de línea de ensamblaje similar al de Chipotle y ha atraído a un puñado de inversionistas conocidos, incluida la ex primera dama de California Maria Shriver, el productor de películas John Davis y el copropietario de los Boston Red Sox, Tom Werner.

Desde el principio, Rick Wetzel, cofundador de ambas empresas, dijo que veía el fast-casual como la mejor manera de posicionar a Blaze.

"Si nos fijamos en las cinco categorías principales de QSR (hamburguesas, comida mexicana, china, sándwiches y pizza), todas se han convertido en el espacio rápido e informal, excepto la pizza", dijo. "Este parece un natural cuyo momento ha llegado".

Eso no quiere decir que las cosas no estén ocupadas con hamburguesas elegantes. A & ampW Restaurants, con sede en Lexington, Ky., Lanzará su sombrero hacia el segmento de hamburguesas rápidas e informales a finales de este año.

"Hemos visto mucho éxito dentro de la porción de hamburguesas de fast casual con Five Guys simplemente explotando y Smashburger", dijo Liz Bazner, estratega de comunicaciones sociales y digitales de A & ampW, al Lexington Herald-Leader. "Esta es nuestra manera de decir que estas son opciones".

El segundo camino es incorporar más selecciones premium en la línea existente, como la decisión de Wendy's de lanzar artículos de pan plano o el intento de McDonald's de vender hamburguesas de carne angus (que fracasó). Entre otras posibles ventajas, ese enfoque permite a las empresas capitalizar la reputación de su marca.

Dejando una marca

"Creo que los que eligen adaptar algunas de estas [ideas] rápidas e informales en lugar de lanzar un concepto completamente nuevo, aún quieren mantener su imagen y aún quieren que la gente las vea como lo que se propusieron ser". dijo Lauren Hallow, editora asistente de Technomic.

Aunque el fast-casual ha despegado en los últimos 10 a 15 años, solo en los últimos cuatro años las empresas establecidas han comenzado a mirar el segmento, en parte porque resistió mejor la recesión, dijo Oches de QSR.

Con el tiempo, toda la industria pasará a una experiencia más premium a medida que la reciente explosión de restaurantes de comida rápida informal deje una marca duradera, predijo.

"Las líneas no son muy firmes y se está viendo mucha más mezcla de las dos", dijo Oches.


10 diferencias entre cocinar en casa y en un restaurante

Si eres un buen cocinero en casa, y a menudo tienes invitados o cocinas para otros, sin duda alguna alguien te ha dicho que debes abrir tu propio restaurante. Es un cumplido, claro, pero si lo escuchas lo suficiente, es posible que tengas la tentación de querer hacerlo. ¿Qué tan difícil puede ser? Cocinar es cocinar, ¿verdad?

No tan rapido. Si bien es cierto que ciertos principios de la cocina casera son similares a la cocina profesional, en su mayor parte, es muy diferente. Si nunca ha trabajado en un restaurante, es difícil de ver, especialmente si tiene el pasatiempo de recrear las comidas de su restaurante favorito en casa.

Antes de salir y abrir su propio lugar pensando que será similar a cocinar en casa, siga leyendo. Puede cambiar de opinión antes de llegar al final.

1. El equipo es diferente

Además del hecho de que las herramientas y los electrodomésticos profesionales están diseñados para estar en uso ininterrumpidamente durante horas todos los días, funcionan de manera diferente. Esto se debe a que en un restaurante se busca eficiencia. La comida debe prepararse rápida y constantemente una y otra vez. Por esta razón, los hornos están más calientes, las ollas son más pesadas y la freidora comercial se calienta en segundos en lugar de minutos. Todas estas son comodidades que aprenderá a apreciar, pero le tomará un tiempo acostumbrarse. También notará rápidamente que casi todo es mucho más grande de lo que está acostumbrado en casa.

2. La comida es diferente

Si bien muchos restaurantes usan alimentos frescos, no es raro encontrar productos comerciales que están hechos para facilitar la cocina en el restaurante. Puede pensar que hará todo desde cero, pero cuando un vendedor le muestra una bolsa de sopa que no sabe muy diferente a su versión por una cuarta parte del precio y una décima parte del tiempo de preparación, puede comenzar a pensar de manera diferente.

3. Los profesionales no usan recetas

No encontrará a un chef profesional midiendo tediosamente los ingredientes en cucharas y tazas medidoras a menos que esté horneando un pastel. En su mayor parte, los chefs confían en fórmulas y proporciones, que les permiten escalar recetas fácilmente para hacer más sin la molestia de dividir cantidades minúsculas de una especia o aceite. Se necesita memorización para hacerlo bien, y si te diriges a una cocina con recetas en papel, otros profesionales pensarán que te ves tonto.

4. No encontrará ningún aparato en una cocina comercial

Un chef profesional sabe que casi cualquier plato se puede cocinar bien con nada más que un cuchillo afilado y algunas ollas y sartenes.

Por esta razón, no encontrará un fabricante de quesadillas, un elegante picador de cebollas ni nada como se ve en la televisión. Saben que estas cosas son difíciles de almacenar, no duran y solo hacen que cocinar sea más difícil.

Puede encontrar una plancha para gofres en una cocina que cocina muchos desayunos, pero fuera de las herramientas estándar de usos múltiples, probablemente sea eso. Tampoco encontrará todos los elementos en todas las cocinas. La mayoría de las cocinas profesionales son espacios pequeños y necesitan espacio para que se mueva mucha gente, por lo que solo encontrará elementos que se utilizan para el menú de los restaurantes.

5. Cocinar en casa es más relajado

Si cree que va a remover la salsa perezosamente, o sentarse y relajarse mientras espera que se apague el temporizador, no se divertirá en una cocina comercial.

Especialmente en las noches ocupadas, las cocinas profesionales son siempre un ajetreo y un bullicio de actividad. Los trabajadores pasarán junto a usted sosteniendo sartenes calientes hirviendo sobre su cabeza, todo mientras intentan hacer otras dos cosas al mismo tiempo. Siempre hay algo que hacer en la cocina de un restaurante, ya sea cortar para el próximo turno, limpiar la nevera o incluso lavar los platos en el tiempo de inactividad.

Una cocina profesional es calurosa, incómoda y, a veces, ridículamente abarrotada. Los cocineros ocupados pueden ser francamente malos cuando no pueden conseguir lo que quieren, lo que puede estresar a cualquiera.

6. El Departamento de Salud no le molestará en casa

Las cocinas caseras no están sujetas a las inspecciones rigurosas y, a veces, francamente tediosas que son las cocinas comerciales, y por una buena razón. En casa, estás cocinando para un par de personas. Hacer una receta con productos vencidos puede enfermarlo a usted oa su cónyuge, lo cual es malo, pero en un restaurante, un huevo podrido mezclado con un par de docenas de buenos puede enviar a decenas de personas al hospital.

7. La presentación es importante en un restaurante

Cuando preparas algo en casa, probablemente solo sirvas un poco en un plato, sin preocuparte por las salpicaduras. Coloca el trozo de carne al lado de las verduras, porque no le importa cómo se ve siempre que sepa bien.

Los comensales de los restaurantes son diferentes. Están pagando dinero por su comida, a veces mucho dinero, y quieren que se vea bien, y sabe bien, lo que puede ser un equilibrio difícil de lograr con ciertos alimentos. Debe pensar en cómo va a servir ese plato cuando cree su menú, y debe ser de una manera que se pueda preparar rápidamente sin la necesidad de una limpieza excesiva. Salpicar sopa en un tazón o dejar caer un trozo de carne marrón en un plato marrón es inaceptable en la mayoría de los lugares, y sus comensales se lo harán saber si no regresa.

8. No estás cocinando con tu bata de baño

Probablemente no piense en lo que usará cuando prepare la cena para su familia, pero en una cocina profesional, lo que use puede evitar que se queme, corte o algo peor. Para un no profesional, ese sombrero de chef alto, chaqueta de chef pesada o zapatos con punta de acero pueden parecer una exageración, pero los profesionales saben que, aunque hace calor, prefieren usarlo que no.

Las cocinas de los restaurantes están calientes, se mueven rápido y siempre existe la posibilidad de que alguien te choque y haga que un plato caliente se caiga al suelo. La ropa profesional te protege de lesiones y mantiene las cosas higiénicas.

9. Los profesionales usan más mantequilla y sal

Cuando cocinas en casa, tienes prioridades diferentes a las de un restaurante. Es posible que desee que su comida sea saludable o simplemente desee algo que se prepare rápidamente en una noche ajetreada. En la cocina de un restaurante, solo una cosa es importante, y es que la comida sepa lo mejor posible. Hay dos ingredientes secretos que ayudan a lograrlo: mantequilla y sal. Si alguna vez ha tenido una comida en un restaurante en la que no pudo entender por qué era tan bueno, la respuesta probablemente se deba a cantidades excesivas de uno o ambos de estos ingredientes.

10. Cocinar para 100 no es lo mismo que cocinar para 4

Quizás el mayor error sobre la cocina de restaurante es que escalar una receta es fácil. ¿Quieres hacer una receta que sirva para 2 porciones de 100? Simplemente multiplique cada ingrediente por 50 y estará seguro.

No tan rapido. No todas las recetas se adaptan bien, especialmente con una diferencia tan grande en las porciones; de hecho, la mayoría de las recetas no. Muchos platos también saben mejor cuando se preparan en cantidades más pequeñas. Es difícil de entender a menos que hayas intentado hacerlo, pero rara vez funciona como crees.

Trabajar en un restaurante es una profesión noble, pero no es lo mismo que cocinar en casa. Incluso si es un gran cocinero casero, es posible que se pierda al enfrentarse a equipos profesionales, productos alimenticios comerciales y un entorno estresante. Si bien no debería disuadirlo de abrir su propio restaurante, es algo en lo que debe pensar antes de dar el paso.


Lo último que necesita al comer en una cadena de comida rápida es beber algo que le brinde calorías sin nutrientes, como refrescos, té endulzado, limonada y bebidas de frutas. Es incluso peor si su bebida también está cargada de grasas, como batidos. Elija una bebida sin calorías (como agua, té sin azúcar o refresco dietético) o una que aporte algunos nutrientes junto con sus calorías (como leche baja en grasa o jugo 100% de naranja).

Continuado

Dicho esto, aquí hay 21 alternativas de entrada más saludables de las populares cadenas de comida rápida:

Continuado

1. Sándwich de barbacoa con miel de KFC

  • 280 calorías
  • 3,5 gramos de grasa
  • 1 gramo de grasa saturada
  • 60 mg de colesterol
  • 780 mg de sodio
  • 3 gramos de fibra
  • 32 gramos de carbohidratos
  • 14 gramos de proteína

2. KFC Tender Roast Sandwich (sin salsa)

  • 300 calorías
  • 4,5 gramos de grasa
  • 1,5 gramos de grasa saturada
  • 70 mg de colesterol
  • 1,060 mg de sodio
  • 2 gramos de fibra
  • 28 gramos de carbohidratos
  • 37 gramos de proteína

3. Sándwich de pollo a la parrilla Chick-fil-A

  • 270 calorías
  • 3,5 gramos de grasa
  • 1 gramo de grasa saturada
  • 65 mg de colesterol
  • 940 mg de sodio
  • 3 gramos de fibra
  • 33 gramos de carbohidratos
  • 28 gramos de proteína

4. Sándwich de pollo asado a la parrilla Hardee's

  • 340 calorías
  • 4 gramos de grasa
  • 1 gramo de grasa saturada
  • 60 mg de colesterol
  • 1,070 mg de sodio
  • 3 gramos de fibra
  • 40 gramos de carbohidratos
  • 33 gramos de proteína

5. Sándwich de pollo asado a la parrilla de Carl's Jr

  • 360 calorías
  • 4,5 gramos de grasa
  • 1 gramo de grasa saturada
  • 60 mg de colesterol
  • 1,150 mg de sodio
  • 4 gramos de fibra
  • 48 gramos de carbohidratos
  • 34 gramos de proteína

6. Sándwich a la parrilla definitivo de Wendy's

  • 320 calorías
  • 7 gramos de grasa
  • 1,5 gramos de grasa saturada
  • 70 mg de colesterol
  • 950 mg de sodio
  • 2 gramos de fibra
  • 36 gramos de carbohidratos
  • 28 gramos de proteína

Continuado

7. Sándwich Cordon Bleu de pollo a la parrilla Arby's (sin mayonesa)

  • 390 calorías
  • 8 gramos de grasa
  • 2 gramos de grasa saturada
  • 25 mg de colesterol
  • 1,563 mg de sodio
  • 2 gramos de fibra
  • 49 gramos de carbohidratos
  • 41 gramos de proteína

8. Hamburguesa con entrada y salida (con cebolla, mostaza y salsa de tomate en lugar de untar)

  • 310 calorías
  • 10 gramos de grasa
  • 4 gramos de grasa saturada
  • 35 mg de colesterol
  • 730 mg de sodio
  • 3 gramos de fibra
  • 41 gramos de carbohidratos
  • 16 gramos de proteína

9. Burrito de frijoles estilo Taco Bell Fresco

  • 330 calorías
  • 7 gramos de grasa
  • 2,5 gramos de grasa saturada
  • 0 mg de colesterol
  • 1200 mg de sodio
  • 9 gramos de fibra
  • 54 gramos de carbohidratos
  • 12 gramos de proteína

10. KFC Oven Roasted Twister (sin salsa)

  • 330 calorías
  • 7 gramos de grasa
  • 2,5 gramos de grasa saturada
  • 50 mg de colesterol
  • 1,120 mg de sodio
  • 3 gramos de fibra
  • 39 gramos de carbohidratos
  • 28 gramos de proteína

11. Snack Wrap a la parrilla de McDonalds con miel y mostaza O Wrap de bocadillos a la parrilla con salsa BBQ Chipotle. Cada:

  • 260 calorías
  • 8 gramos de grasa
  • 3,5 gramos de grasa saturada
  • 45 mg de colesterol
  • 820 mg de sodio
  • 1 gramo de fibra
  • 27 gramos de carbohidratos
  • 18 gramos de proteína

Continuado

12. Taco Bell Fresco Style Steak Burrito Supreme

  • 330 calorías
  • 8 gramos de grasa
  • 3 gramos de grasa saturada
  • 20 mg de colesterol
  • 1250 mg de sodio
  • 7 gramos de fibra
  • 48 gramos de carbohidratos
  • 16 gramos de proteína

13. Jack in the Box Chicken Fajita Pita (sin salsa)

  • 280 calorías
  • 9 gramos de grasa
  • 3,5 gramos de grasa saturada
  • 60 mg de colesterol
  • 1,110 mg de sodio
  • 2 gramos de fibra
  • 30 gramos de carbohidratos
  • 21 gramos de proteína

14. Wrap fresco de pollo a la parrilla Chick-fil-A

  • 410 calorías
  • 12 gramos de grasa
  • 3,5 gramos de grasa saturada
  • 70 mg de colesterol
  • 1310 mg de sodio
  • 8 gramos de fibra
  • 46 gramos de carbohidratos
  • 34 gramos de proteína

15. Ensalada de pollo a la parrilla Chick-fil-A

  • 180 calorías (260 con 2 cucharadas de vinagreta de frambuesa reducida en grasa)
  • 6 gramos de grasa (8 gramos con vinagreta de frambuesa)
  • 3 gramos de grasa saturada
  • 65 mg de colesterol
  • 620 mg de sodio (810 mg con vinagreta de frambuesa)
  • 3 gramos de fibra
  • 9 gramos de carbohidratos (24 gramos con vinagreta de frambuesa)
  • 22 gramos de proteína

16. Taco de borde de pollo picante estilo fresco de Taco Bell (sin aderezo)

  • 350 calorías
  • 8 gramos de grasa
  • 1,5 gramos de grasa saturada
  • 25 mg de colesterol
  • 1,600 mg de sodio
  • 10 gramos de fibra
  • 51 gramos de carbohidratos
  • 19 gramos de proteína

Continuado

17. Ensalada McDonalds Southwest con pollo a la parrilla

(incluye glaseado de cilantro y lima y una mezcla de vegetales / frijoles del suroeste)

  • 320 calorías
  • 9 gramos de grasa
  • 3 gramos de grasa saturada
  • 70 mg de colesterol
  • 970 mg de sodio
  • 7 gramos de fibra
  • 30 gramos de carbohidratos
  • 30 gramos de proteína

18. Ensalada de Arby's Martha's Vineyard - sin incluir aderezo

(incluye pollo a la parrilla, manzanas cortadas en cubitos, tomates cherry, queso cheddar, arándanos y lechuga)

  • 277 calorías
  • 8 gramos de grasa
  • 4 gramos de grasa saturada
  • 72 mg de colesterol
  • 451 mg de sodio
  • 4 gramos de fibra
  • 24 gramos de carbohidratos
  • 26 gramos de proteína

19. Ensalada de pollo a la brasa Carl's Jr (con aderezo balsámico bajo en grasa)

  • 295 calorías
  • 8.5 gramos de grasa
  • 3,5 gramos de grasa saturada
  • 75 mg de colesterol
  • 1,190 mg de sodio
  • 5 gramos de fibra
  • 21 gramos de carbohidratos
  • 34 gramos de proteína

20. Ensalada Arby's Santa Fe con pollo a la parrilla, sin incluir aderezo

(incluye tomates cherry, cebolla morada, maíz y frijoles negros, queso cheddar y lechuga)

  • 283 calorías
  • 9 gramos de grasa
  • 4 gramos de grasa saturada
  • 72 mg de colesterol
  • 521 mg de sodio
  • 6 gramos de fibra
  • 21 gramos de carbohidratos
  • 29 gramos de proteína

Continuado

21. Ensalada Asiática McDonalds Con Pollo A La Parrilla

(incluye mandarinas, almendras, edamame, guisantes y pimientos rojos)

  • 300 calorías
  • 10 gramos de grasa
  • 1 gramo de grasa saturada
  • 65 mg de colesterol
  • 890 mg de sodio
  • 5 gramos de fibra
  • 23 gramos de carbohidratos
  • 32 gramos de proteína

Elaine Magee, MPH, RD, es la "médica de recetas" de WebMD Weight Loss Clinic y autora de numerosos libros sobre nutrición y salud. Sus opiniones y conclusiones son suyas.


Los 10 ingredientes más comunes en la comida rápida

Pida una comida en cualquier restaurante de comida rápida y probablemente se irá con un sándwich, papas fritas y una bebida. Si tuviera que identificar los ingredientes de esta comida, podría incluir carne de res (o pollo), lechuga, tomate, queso, salsa de tomate, pan, papas y refrescos. No es complicado, ¿verdad? Incorrecto.

Las articulaciones de hamburguesas y pollo no piensan en los componentes básicos de un elemento del menú como ingredientes. Piensan en ellos como componentes, que están hechos de ingredientes. Por ejemplo, el famoso tintineo Big Mac de McDonald's: "dos empanadas de carne, salsa especial, lechuga, queso, encurtidos, cebollas en un panecillo con semillas de sésamo", sugiere que el sándwich tiene siete componentes. ¿Creerías que tiene 67 ingredientes?

Claramente, la comida rápida es más complicada de lo que parece. Muchos elementos del menú contienen alimentos procesados, que han sido modificados de su estado natural por razones de seguridad o conveniencia. Los alimentos procesados ​​tienden a tener múltiples aditivos para mantenerlos frescos por más tiempo. En todo un menú de comida rápida, hay miles de ingredientes, que van desde lo común (agua) hasta lo exótico (goma xantana).

Teniendo en cuenta que algunos de estos ingredientes han estado implicados en problemas de salud graves, sería bueno saber cuáles son los más comunes. Nos hemos propuesto responder a esa misma pregunta. Comenzamos con menús de cinco cadenas populares de comida rápida (McDonald's, Burger King, Taco Bell, KFC y Arby's), hicimos un recuento y luego comparamos nuestros hallazgos con la lista de ingredientes y colores alimentarios comunes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. . El resultado son los 10 ingredientes más comunes en la comida rápida, organizados por tipo de ingrediente y su función.

Up first es el conservante más común.

10. Ácido cítrico: el conservante más común

La sal se ha utilizado durante siglos para conservar carnes y pescados. Actúa inhibiendo el crecimiento de las células bacterianas, que pierden agua y se deshidratan en ambientes salados. A lo largo de los años, los científicos y los fabricantes de alimentos han descubierto que otros productos químicos también pueden servir como conservantes.

Ácido cítrico, un ácido orgánico que se encuentra en muchas frutas, especialmente limas, limones y pomelos, es uno de esos productos químicos. Aumenta la acidez del entorno de un microbio, lo que dificulta que las bacterias y el moho sobrevivan y se reproduzcan. También se puede utilizar para unir y neutralizar los iones metálicos que degradan las grasas que llegan a los alimentos a través de la maquinaria de procesamiento.

Lo bueno del ácido cítrico es que hace todo esto sin dañar a los organismos que lo ingieren. Ocurre naturalmente en todos los seres vivos y es una sustancia química intermedia importante en una vía metabólica conocida como ciclo del ácido cítrico, o ciclo de Krebs. Como resultado, el ácido cítrico no causa efectos secundarios en el 99,9 por ciento de la población y está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Para su uso en alimentos y bebidas [fuente: Driver]. Quizás por eso la sustancia química apareció 288 veces en los menús de comida rápida que encuestamos.

El siguiente elemento de nuestra lista, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, no le va tan bien en la corte de la opinión pública.

El ácido cítrico tiene mucha compañía. Los siguientes conservantes también aparecieron con frecuencia en los menús que analizamos: benzoato de sodio (122 veces), propionato de calcio (64 veces) y ácido ascórbico (52 veces).

9. Jarabe de maíz con alto contenido de fructosa: el edulcorante más común

Los restaurantes de comida rápida tienen muchas formas diferentes de endulzar bebidas, productos horneados y condimentos. La sacarosa, o azúcar, reinó como edulcorante tradicional durante años hasta que los científicos alimentarios comenzaron a sintetizar sustitutos del azúcar. Primero llegó la sacarina, seguida del aspartamo y la sucralosa.

Una revolución más significativa se produjo en 1957 cuando dos científicos desarrollaron un proceso para fabricar jarabe de maíz con alta fructuosa (JMAF). Desde entonces, el JMAF se ha convertido en el edulcorante preferido y se ha convertido en un gran número de alimentos y bebidas. En nuestra encuesta de menús de comida rápida, la sustancia química apareció como el primer ingrediente casi el doble que el azúcar.

Entonces, ¿qué es y por qué es controvertido? El proceso para producir JMAF implica cambiar un azúcar simple, la glucosa, en la maicena por otro azúcar simple conocido como fructosa. El producto, una combinación de los dos azúcares simples, es tan dulce como la sacarosa, pero mucho más barato de procesar. También actúa como conservante, extendiendo la vida útil de los alimentos. No es de extrañar que sea uno de los ingredientes más omnipresentes en la comida rápida.

Desafortunadamente, algunas investigaciones han demostrado un vínculo entre el JMAF y la obesidad. Como mínimo, muchas bebidas y alimentos procesados ​​elaborados con este edulcorante derivado del maíz tienen un alto contenido de calorías y un bajo valor nutricional.

Los aditivos de color, como el que estamos a punto de cubrir, también tienen mala reputación.

8. Color caramelo: el aditivo de color más común

Cuando se trata de la psicología de la alimentación, la comida tiene que verse bien si va a tener buen sabor. Es por eso que las comidas rápidas contienen aditivos de color: para prevenir la pérdida del color inherente de un alimento, para realzar el color o para agregar color cuando no existe de forma natural. Casi ningún elemento del menú de comida rápida no tiene al menos un color artificial enterrado en algún lugar de su lista de ingredientes.

Los aditivos comunes incluyen el amarillo n. ° 5, el amarillo n. ° 6 y el rojo n. ° 40. Según una fuente, el rojo no Un batido es el colorante alimentario más utilizado en Estados Unidos. Esta misma fuente dice que los números amarillos 5 y 6, que brindan el brillo dorado a los quesos, rellenos de budines y pasteles y refrescos, son el segundo y tercer colorante alimentario más común, respectivamente [fuente: Women's Health]. Pero cuando analizamos los ingredientes de cinco menús populares de comida rápida, descubrimos que el color caramelo es aún más común.

El color caramelo es el material marrón oscuro que resulta de calentar cuidadosamente los carbohidratos de grado alimenticio. Solo piense en el color de las cebollas salteadas (un proceso conocido como caramelización, por cierto) y obtendrá una buena idea de este tono en particular, aunque puede variar de marrón rojizo a amarillo claro. Al contrario de lo que podría pensar, el color caramelo no tiene un efecto significativo en el perfil de sabor del producto terminado.

No se puede decir lo mismo del siguiente elemento de la lista.

El rojo No. 40 incluso parece que podría ser malo para usted, por lo que las cadenas de comida rápida y los procesadores de alimentos siempre buscan otros aditivos más naturales, como el achiote. El aditivo proviene de la planta de Centro y Sudamérica. Bixa orellana y puede verse amarillo si tiene más de un pigmento carotenoide conocido como norbixina. Si tiene mas bixina, otro pigmento estrechamente relacionado, puede verse de color naranja rojizo. Annatto apareció 59 veces en los cinco menús que encuestamos.

7. Sal: el sabor o especia más común

En términos de frecuencia, la sal, o el cloruro de sodio, apareció más veces en los menús de comida rápida que encuestamos que cualquier otro ingrediente. No siempre es lo primero, pero siempre está ahí, incluso en alimentos dulces (batidos y helados, por ejemplo) que no parecen salados en absoluto.

Las cadenas de comida rápida utilizan la sal principalmente para hacer que sus comidas sean más sabrosas. Se combina con pimienta para condimentar las hamburguesas y es un ingrediente importante en el pan, el jamón, el tocino, las salchichas y el queso. Una sola rebanada de queso americano, de hecho, contiene 250 miligramos de sodio. Eso hace una hamburguesa doble con queso, un artículo de comida rápida popular, especialmente salada. La versión de McDonald's de este favorito contiene 1,150 miligramos (1,15 gramos) de sodio [fuente: McDonald's USA Nutrition Facts].

La mayoría de los expertos en salud advierten contra el consumo excesivo de sal, señalando estudios que muestran un vínculo entre el sodio y la presión arterial alta. El gobierno recomienda un máximo de 6 gramos de sal al día para los adultos, 5 gramos al día para los niños de entre 7 y 10 años y 3 gramos para los niños de entre 4 y 6. Compare esa recomendación con una comida familiar típica de KFC, que ofrece ¡la friolera de 5.2 gramos de sal por persona [fuente: BBC News]!

Incluso si reduce su consumo de sal, debe estar atento a otras fuentes de sodio. Nuestro siguiente ingrediente es un excelente ejemplo.

6. Glutamato monosódico: el potenciador del sabor más común

Glutamato monosódico, o MSG, ganó su reputación en las cocinas asiáticas para llevar en todo Estados Unidos, pero casi todos los restaurantes de comida rápida usan el potenciador del sabor hasta cierto punto. Curiosamente, el MSG no tiene un sabor distinto en sí mismo. En cambio, amplifica otros sabores, especialmente en alimentos con sabor a pollo o carne, a través de procesos que los científicos no comprenden completamente.

El MSG es la sal de sodio del aminoácido ácido glutámico y es solo una forma de glutamato, una sustancia química que existe naturalmente en muchos seres vivos. De hecho, los asiáticos han utilizado históricamente un caldo elaborado con algas marinas como fuente de glutamato monosódico. Hoy en día, la industria alimentaria obtiene el polvo blanco mediante un proceso de fermentación que involucra carbohidratos como almidón, remolacha azucarera, caña de azúcar o melaza.

La seguridad del glutamato monosódico se ha cuestionado durante muchos años. En 1959, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos clasificó al glutamato monosódico como una sustancia `` generalmente reconocida como segura ''. Luego, en la década de 1980, los investigadores comenzaron a preguntarse si las sustancias químicas de la familia del glutamato podrían dañar el tejido cerebral basándose en estudios que revelaron el papel del glutamato en el funcionamiento normal del sistema nervioso. Desde entonces, una extensa investigación patrocinada por la FDA ha determinado que el glutamato monosódico es seguro cuando se consume en los niveles que normalmente se utilizan en la cocina y la fabricación de alimentos, aunque hay dos grupos de personas: los que consumen grandes dosis de glutamato monosódico con el estómago vacío y los que padecen asma grave. puede experimentar una serie de reacciones adversas a corto plazo conocidas como Complejo de síntomas MSG.

Ningún complejo de este tipo está asociado con el siguiente ingrediente de nuestra lista.

5. Niacina: el nutriente más común

Parece extraño que las cadenas de comida rápida agreguen nutrientes a nuestras comidas de valor extra. ¿No viene la comida ya con un suministro natural de nutrientes? El brócoli, por ejemplo, contiene niveles significativos de muchas vitaminas y minerales esenciales, incluidas las vitaminas C, K y A. Por supuesto, el brócoli generalmente no se encuentra en un menú de comida rápida. En lugar de frutas y verduras frescas, hay decenas de alimentos altamente procesados. La fabricación de estos alimentos a menudo tiene el efecto secundario no deseado de eliminar vitaminas y minerales clave, que luego deben reemplazarse en un proceso conocido como enriquecimiento. Fortificación es el proceso complementario, que agrega nutrientes que pueden faltar en la dieta.

La harina de trigo es uno de los productos procesados ​​más comunes en el mundo de la comida rápida. Se utiliza para hacer bollos sencillos, bollos con semillas de sésamo, bollos espolvoreados con maíz y bollos especiales de todas las formas y tamaños. The wheat flour found in all of these bread products has been enriched with several vitamins and minerals, including riboflavin, folic acid and iron. But the most commonly added nutrient is niacin, or vitamin B3. Niacin is water-soluble and constantly eliminated from the body through urine. That means you need a continuous supply of the vitamin in your diet. But you don't need to eat bread products to get your recommended daily allowance. Poultry, fish, lean meats, nuts and eggs also contain plenty of niacin.

Up next is another ingredient that enjoys widespread use in fast-food fare.

4. Soybean Oil: The Most Common Oil or Fat

Drive around America long enough, and you're bound to see a soybean farm. According to the U.S. Department of Agriculture, nearly 75 million acres (30 million hectares) of farmland were used in 2008 to grow soybeans, resulting in 2.9 billion bushels of crop [source: U.S. Soybean Industry Statistics].

What happens to all of those soybeans? Many are crushed and mixed with solvents to extract soybean oil -- a fast-food staple used for deep-frying and as a key ingredient in margarine, pastries, cookies, crackers, soups and nondairy creamers. Some ingredient lists describe it as soybean oil, others as vegetable oil.

Soybean oil contains several unsaturated fatty acids, which means their component molecules have fewer hydrogen atoms. Unfortunately, unsaturated fats don't have long shelf lives. Hydrogenation, or forcing hydrogen gas into soybean oil under extremely high pressure, eliminates this undesirable characteristic. But it also leads to the creation of trans fatty acids, which have been linked to heart disease.

Scientists have recently developed varieties of soybeans that produce oils low in unsaturated fats. As a result, this new and improved oil doesn't require hydrogenation. Fast-food restaurants are slowly embracing trans-fat-free soybean oil, although hydrogenated oil is still widely used.

Food processors also use soybean oil as a starting point for other additives, including the two closely related ingredients we're about to cover.

Soybean oil appeared 355 times in our tally of fast-food ingredients, but it wasn't the only oil we found. Cottonseed oil made 86 appearances, followed by canola oil with 62 appearances and corn oil with 38. Canola oil, by the way, comes from the canola plant, a crossbreeding experiment from the 1970s.

3. Mono- and Diglycerides: The Most Common Emulsifiers

Cooks and food preparers have been working with emulsions -- two or more liquids that can't normally be mixed together -- for a long time. Fortunately for our taste buds, they've discovered several substances that encourage liquids to overcome their unwillingness to combine. These substances are known as emulsifiers.

Egg is commonly used as an emulsifier, but most food manufacturers today use glycerides obtained from palm oil, soybean oil, sunflower oil or tallow. Vegetable oils and animal fat contain mostly triglycerides, but enzymes can be used to break down triglycerides into mono- and diglycerides. These are the ingredients you see so frequently on fast-food menus.

Mono- and diglycerides allow smooth mixing of ingredients, prevent separation and generally stabilize food. You can find them in ice cream, margarine, baked goods, whipped topping and certain beverages. Luckily, glycerides pose no serious health threats, although they are a source of fat. The U.S. Food and Drug Administration has classified them as a "generally recognized as safe" substance, indicating that experts consider them safe as food additives.

Next up, we have one of the most versatile ingredients in all of fast food.

2. Xanthan Gum: The Most Common Stabilizer or Thickener

In the 1950s, a chemist working for the U.S. Department of Agriculture began conducting research on an interesting new molecule. The chemist was Allene Rosaline Jeanes, and the molecule was dextran, a giant molecule made of thousands of sugar building blocks. Jeanes had great difficulty finding large quantities of dextran until a soft drink company came to her with a bottle filled, not with refreshing root beer, but with something slimy and viscous. Jeanes discovered that the bottle had become contaminated with a bacterium that produced dextran as a byproduct of fermentation. She isolated the bacteria cells and suddenly had a mechanism to produce all of the dextran she needed.

Jeanes also discovered another similar molecule that would become known as xanthan gum. Also produced by a bacterium -- Xanthomonas campestris -- xanthan gum is widely used by the food industry as a thickening agent. It's especially useful in salad dressings to help keep components like oil and vinegar from separating. Xanthan gum is not an emulsifier, however. It works by stabilizing emulsions, increasing the viscosity of the mixture so that the oil and vinegar stay together longer and so that spices stay suspended.

Xanthan gum also creates a smooth, pleasant texture in many foods. For this reason, it appears in ice cream, whipped topping, custard and pie filling. And the really good news: It's not associated with any known adverse effects.

Our final ingredient is not as exotic as xanthan gum, but it rules the roost when it comes to fast food.

1. Chicken: The Most Common Meat Product

We're just as surprised as you to list chicken, not beef, as the most popular fast-food meat, and to be honest, this one is tricky. In our analysis of several menus, chicken appeared as the first ingredient more than beef, pork or turkey. But that's a little misleading because many fast-food chains have more chicken-based menu items than beef. For example, McDonald's features chicken sandwiches, chicken nuggets, premium chicken strips, chicken snack wraps and a full line of premium salads topped with, you guessed it, chicken. If you talk consumption, though, you get a slightly different result. McDonald's bought 663 million pounds (301 million kilograms) of chicken in the U.S. in 2007, compared to 795 million pounds (361 million kilograms) of beef [source: Hughlett].

The future, however, is chicken. McDonald's 2007 purchases of chicken were up 59 percent from 2003, while its beef purchases were up just 10 percent over the same period [source: Hughlett]. Numbers from the U.S. Department of Agriculture bear this out: Chicken consumption more than doubled between 1970 and 2004, from 27.4 pounds (12.4 kilograms) per person to 59.2 pounds (26.9 kilograms) [source: Buzby]. Most of this growth can be traced to fast-food chains, where people like us step up to the register and order fried or grilled chicken -- and a hundred other ingredients that transform farm-fresh poultry into the fast-food chicken that we hate to love.

If you're not running out now to get some chicken mixed with citric acid and xanthan gum, keep reading for more fast-food knowledge.


Nixon told Insider he's been working on re-creating recipes since 2008 and has traveled from Perth, Australia, to the US to get his hands on fast-food menu items he can't get at home

He said he's been to California, New York, Chicago, and Florida all in the name of trying different chain restaurants for ideas, and likened his process of reverse-engineering recipes to "unlocking a code."

"You take what's worked, you change what didn't work, and you do it until you think you've gotten it right," he said.

Since he first started, Nixon has recreated recipes from fast-food joints like Chick-fil-A and In-N-Out. He's also tackled recipes from chain restaurants like the cheddar bay biscuits from Red Lobster.

Nixon said his hope is to help home cooks and their guests create special memories. It's rare someone will remember all the times they went to McDonald's, he said, but they will remember that time someone made them a Big Mac in their kitchen.

He also wants to get people into their kitchens and excited about cooking.

"The endgame for me is to get people reconnected with their farmers market, with their butcher, with their grain grocer [. ] I think that's something we've lost," he said. "It's something special we should still hold onto."


California: In-N-Out

Enjoying perhaps the best global brand recognition of any restaurant on this list, at least for the moment, what began life as a simple burger stand in suburban Los Angeles has become the unofficial ambassador of Southern California culture, the ceaselessly-smiling brah of the burger world, and the first thing many visitors will experience upon arrival. The last few years have shown continued growth for the closely-held private company, and while prices may appear to keep ticking up, In-N-Out remains one of the best (and most delicious) values in the business. (In-N-Out)


More About Recipe Software Programs

I love my kitchen… and I like to cook. But my #1 requirement is that recipes have fewer than 7 ingredients (or arrive on my doorstep via a food delivery service). My absolute favorite thing about being in the kitchen is trying out new gadgets, cookware, and storage containers! I'm SUPER organized in the kitchen (and everywhere else) and I have every gadget I could possibly need neatly and compactly tucked away until I need it. I share only the simplest recipes (which is great for people who don't like to cook), along with time-saving food tips and cooking tricks (that will save you time and money). When I'm not cooking, cleaning, or organizing my kitchen… you can find me at the corner of Good News & Fun Times as publisher of The Fun Times Guide (32 fun & helpful websites).


Nutritional Value of Baby Food

Research has found that homemade baby food is healthier than the store-bought ones. A study published in Archives of Disease in Childhood helps parents decide between homemade and store-bought food.

Store-bought baby food contains two vegetable varieties per serving, whereas home-cooked baby food may contain three or more. Home-cooked baby meals exceed the protein, fats, and calorie recommendation than store-bought food. Also, home-cooked meals have 26% more energy and 44% more protein and total fat than store-bought food.

Commercial baby foods contain less protein than home-cooked baby foods. Increasing the protein content increases the cost, so manufacturers may use fewer nutrients.

Commercially-made baby food has a low proportion of seafood-based products and a high proportion of red meat-based products. However, it is recommended for a child to have more oil-rich fish products and less red meat-based products.

Ingrediente Variety vs. Nutrition

The findings of a study published in Archives of Disease in Childhood says that commercial meals provide a greater vegetable variety per meal and home-cooked meals provide six to seven percent more nutrients than commercial meals.

With that said, parents shouldn’t completely rely on commercial meals for their child’s nutrition. They should maintain a balance between home-cooked and commercial meals to provide the child with a varied, nutritious diet.


The 29 Healthiest Fast Food Orders You Can Get at Every Chain

Surprisingly, it's not always a salad that has the lowest calories.

If you need to grab a quick meal on the go but don't want to totally blow your healthy eating plan, it's still possible to hit the fast food drive-thru. Many fast food chains have improved their nutrition game in recent years, making good-for-you choices easier than ever. By introducing more veggie-forward and low-calorie meals like salads and bowls, these chain restaurants have started to think outside the typical cheeseburger-and-fries fare.

This is awesome for folks who are concerned about weight gain or are simply trying to make healthier choices, and provides better options for people who live in areas where fast food chains are the main affordable option&mdashone study found that the higher percentage of Black people who live in an area, the easier their access to fast food, as compared with areas with proportionately fewer Black residents.

No matter where you are chowing down, start by loading your meal with as many healthy vegetables as possible, whether that means adding extra peppers to your pizza, asking for mushrooms on (or in place of!) your burger, or scooping some salsa onto your burrito bowl. Some chains even have ordering hacks that can help you further lighten up your meal. For example, ask for your Taco Bell order "fresco" to nix the calorie-laden dressings, cheese, and sour cream. Strategizing the best items to order antes de you get to the register or ordering window can help you make smarter choices. Next time they only nearby option is fast food, or you simply get a craving for your guilty pleasure of choice, we'll help you order with confidence. These low-cal breakfast, lunch, and dinner options all get the stamp of approval from a registered dietitian.



Comentarios:

  1. Philoetius

    Te equivocas. Vamos a discutir. Escríbeme en PM, hablaremos.

  2. Anthony

    Tal es una vida. No hay nada que hacer.

  3. Nasida

    En ella algo es. Gracias por el consejo, ¿cómo puedo agradecerte?

  4. Daren

    Gracias por la información muy valiosa. Me fue muy útil.



Escribe un mensaje